Las leyes de conducir bajo los efectos del alcohol son duras en California. Hasta el primer delito puede tener consecuencias graves.

Conductores mayores de 21 anos que tienen un porcentaje de .08 o mayor en contenido de alcohol en la sangre (BAC) pueden ser acusados del delito menor de conducción bajo los efectos del alcohol (misdemeanor DUI). Delincuentes sin antecedentes, si son condenados, enfrentan multas entre $390 y $1,000, además de cargos adicionales de castigo, un máximo de 180 días en la cárcel, suspensión de la licencia de conducir de hasta seis meses, una cuota de $125 para reimprimir la licencia y asistencia obligatoria a un programa de alcohol.

 Si hay una segunda ofensa dentro de 10 anos, la sentencia minima de tiempo en la cárcel puede ser de 365 días, suspensión de licencia de conducir de hasta un ano, aumentan las multas entre $390 y $1,000, además de cargos adicionales de castigo, asistencia obligatoria a un programa de alcohol de 18 a 30 meses y esta obligado a utilizar un aparato de arranque en el coche (IID). Si usted causa danos, se le puede cargar con un delito grave.

Si ha sido acusado de conducir bajo los efectos de alcohol, necesita ayuda legal. Juan Huerta tiene la experiencia y capacidad para proteger sus derechos agresivamente. No lo dude, déjenos ayudarle.

Representamos a clientes en Santa Barbara, Santa María, San Luis Obispo, Ventura y todas las comunidades en medio. Si necesita asistencia legal, no espere. Por favor utilice el formulario de contacto en esta pagina o llámenos por telefono hoy al 805-882-2402.

 

Go To Top